Buscar
  • Gisela Arriaga

Reinventarse en tiempos de COVID-19

La crisis por la que atravesamos en este momento nos está poniendo a prueba: o nos renovamos y replanteamos lo que hacemos y, cómo lo hacemos o, sucumbiremos ante la embestida de cambios que se avecinan en todas las áreas a nivel global, y que apenas alcanzamos a entender.

Esto es como un tsunami de dimensiones gigantescas, en donde la ola está a punto de remontar, y si no nos ponemos las pilas, nos sacará del mercado irremediablemente. No sé a qué te dediques, pero quiero decirte que la disyuntiva parece muy clara:

O nos paralizamos y nos aferramos a nuestra zona de confort o lo que es peor, nos instalamos en una actitud de víctima, quejándonos de las nuevas circunstancias, que se antojan por cierto, bastante inciertas, o nos aplicamos en reinventarnos y a remar contra corriente.

La palabra crisis en japonés está compuesta de dos caracteres 危=»peligro» y 機=»oportunidad», y eso precisamente parece ser el gran desafío actual en tiempos del COVID-19 que conlleva la peor crisis económica de la historia moderna, fuentes confiables pronostican dos años de recesión mundial.

¿Oportunidad de qué? De reinventarse, Einstein calificaba a las crisis como la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis conlleva progresos. Entonces, estamos ante un problema de actitud podemos ver el vaso medio lleno o medio vacío. Actitud de víctima de las circunstancias o actitud proactiva.

Esta crisis nos está poniendo a prueba, y veo con optimismo muchos casos de emprendimiento que se están adaptando, he visto por ejemplo:


  • Fruterías que se han transformado en negocios ambulantes, pues te llevan a tu casa las frutas y verduras que previamente has encargado.

  • Carnicerías que expenden sus cortes en carros como los de la nieve, con megáfono y todo.

  • Restaurantes que te llevan a casa los platillos que elijas de su menú virtual.


El comercio online está cada día conquistando más terreno, desplazando con celeridad al comercio tradicional. El e-commerce, al igual el resto de las actividades online, está siendo uno de los principales beneficiados por la crisis del COVID-19. Con repuntes de las ventas superiores al 40% en el último mes, los expertos consideran que su crecimiento será estructural y sin vuelta atrás.


Los servicios están reinventándose aceleradamente, abogados, plomeros, arquitectos, utilizan las redes sociales para anunciarse. Universidades que cada vez más ofrecen sus clases virtuales. Médicos que van a tu hogar a consultarte; todos los restaurantes están ya en aplicaciones móviles. ¿No es esto ya el inicio de una revolución?

No cabe duda que como escribió Horacio, el poeta italiano que vivió en el año 65 Antes de Cristo: “La adversidad, tiene el don de despertar talentos que en la comodidad hubieran permanecido dormidos”

Ante la incertidumbre de estos momentos, hay algo que nos queda muy claro, que el mundo después de esta pandemia no volverá a ser igual. Charles Darwin, el padre de la teoría de la evolución, ya nos habría advertido: “No es el más fuerte el que sobrevive, tampoco es el más inteligente, sino aquel que se adapte mejor a los cambios”.

Gisela Arriaga

Facebook https://www.facebook.com/gisela.arriagatapia

Twitter https://twitter.com/GiselaArriaga1

Instagram https://www.instagram.com/giselaarriagat/


14 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo